[:es]Cuando me explicaron en el colegio la sectorización de la economía, tan solo existian 3 categorias, la agricultura, la industria y los servicios. Ya en aquella época, los servicios iban cogiendo todo el protagonismo y podía verse como la agricultura cada vez disminuía más y también lo hacia la industria.

Hoy la sectorización real de la economía es más compleja, tienen que existir varias clasificaciones posibles, ya que los sectores están mucho más relacionados unos con otros.

La agricultura en realidad es más industrial, es decir, los procesos agrícolas se han mecanizado y estandarizado, para conseguir que los frutos de la tierra pasen a ser resultado de un proceso industrial, donde a veces incluso ni siquiera es necesaria la tierra.

La industria se ha deslocalizado, igual que la agricultura, y el país ha visto mermada su capacidad productiva agrícola e industrial en beneficio de otros países más especializados y de costes menores.

Se habla de la sociedad de la información y el conocimiento como uno de los nuevos sectores que brillaran con más fuerza en los próximos años, aún así, en el caso de España, hoy representa el 8 % del PIB nacional.

Es posible que ese porcentaje aumente, pero cuando lo haga no debería seguir mermando nuestra capacidad agrícola (2,8 %) y capacidad industrial (13%).

La industria, la fabricación de componentes, de automóviles (caso perdido), de bienes de consumo, energia, … no puede seguir bajando, hay que seguir apostando por ellos y no pensar que el conocimiento lo va a ser todo y que las industrias van a desaparecer y simplemente van a trasladarse a los paises BRIC, sin hacer nada para detenerlo.

Quizás es mucho mejor que el conocimiento, si tiene que seguir creciendo, que debe hacerlo, le rasque ese porcentaje al 14 % que depende de la construcción, y sigamos aumentando el peso industrial y también el agrícola, así al menos podrá ser posible comer tomates que tengan sabor a tomate.[:]