[:es]No había caído hasta hoy. Mi hija empieza a tocar dinero. Ella realiza pequeños trabajillos y favores y poco a poco va acumulando dinero.

Ella se ha preguntado que hacer con el dinero, ¿es lógico seguir manteniéndolo en una pequeña caja? Así que ha planteado la idea de abrir una cuenta corriente en un banco donde poder acumular sus ahorros.

Pero hablándolo con ella, le he quitado la idea de la cabeza. Somos conscientes de que la banca ahora más que nunca te cobra por todo, las comisiones para ellos no son más que pequeños asientos contables que les arreglan los resultados. Si tenemos 5 millones de clientes y les cobramos 10 euros por ‘mantenimiento’ cada mes, al final de mes se recaudan 50 millones de euros.

Por otro lado, un chico joven que toca poco dinero hace que esas comisiones de mantenimiento le sea inviable abrir una cuenta.

Esta política hace imposible crear granja para el futuro, sin embargo, y estoy seguro que ellos lo piensan, ¿te imaginas lo goloso que es cobrar todas esas comisiones?, porque creo que me he quedado corto con los 10 euros al mes, y en algunos bancos con solo 5 millones de clientes.

Estas cosas tienen arreglo y excepciones, y sería un terrible error no cuidar al cliente del futuro.[:]