“La imaginación es la creación humana indeterminada, por tanto, cambio. El cambio social implica discontinuidades radicales que no pueden ser explicadas en términos de causas deterministas o presentadas como una secuencia de acontecimientos. El cambio emerge a través del imaginario social. Todas las sociedades construyen sus propios imaginarios: instituciones, leyes, tradiciones, creencias y comportamientos”. (Cornelius Castoriadis)

La cuestión, hoy, es pensar hasta que punto internet contribuye a la construcción de esos imaginarios.

Pensemos en un absurdo experimento. Voy a escribir una serie de palabras sin sentido, ¿Posicionaran un concepto con sentido en el imaginario (google)?

Voy a comprobarlo:

infraestructuras joan ciudad gobierno edificio piso puentes rio tunel perfecto arnó barcelona grande lleida tarragona valencia ignorancia fondevila vida comun arques saber blanco legal mundo optimismo banco felicidad niños inventar pasión sabiduria experiencia motor coche avion anticipacion estudiante arte vida albert negro comun bueno benito excelencia carlos carretera palabra pequeño

¿Qué debemos conseguir? Que cosas sin sentido cojan sentido, ¿Es posible? Me temo que si.