Le he oído a una persona decir que para él los días no tienen nombre, solo tienen número. A él le da igual si es lunes, martes o sábado, todos los días son iguales.

Por un momento, cuando lo ha dicho, he pensado que a mi también me da lo mismo.

Hoy he estado repasando las visitas de un blog, y al ver el diente de sierra de la gráfica:

Captura de pantalla 2016-05-21 a las 11.21.22

Me he acordado de la frase de esta persona: “Los días no tienen nombre”, sin embargo, viendo las visitas a un blog en un año vista, de forma clara se perciben los fines de semana. En los fines de semana casi no hay visitas. E incluso puede apreciarse el periodo navideño.

La conclusión es que los días si que tienen nombre. Que en función del nombre que tiene ese día los comportamientos y las costumbres son distintos.