“La incorporación de los Objetivos Desarrollo Sostenible en la estrategia de las empresas no avanza al ritmo necesario para poder contar con una economía sostenible para el año 2030”. Sin embargo, el sector tecnológico es el que más los tiene en cuenta.

En septiembre de 2015 los gobiernos de los países miembros de las Naciones Unidas aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) bajo el documento que lleva por título: “Transformar nuestro mundo: La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible” . Los ODS  establecen unos objetivos aplicables y contrastables que incumben a los gobiernos, empresas y a la sociedad en general. Aunque no son de aplicación obligatoria, 193 estados se comprometieron a ellos desarrollando incentivos para involucrar al sector privado, pero éste responde de manera insuficiente, segun el Observatorio de los ODS (ESADE y Fundación La Caixa)

De las 141 empresas estudiadas en 2017 (las cotizadas), solo 52 (37%) mencionan los ODS de una manera explícita. No obstante, es una proporción 8 puntos superior a la encontrada en las memorias no financieras de 2016 (29%). De estas 52 empresas que hacen referencia a los ODS, un 62% (32) los vinculan a la estrategia de la empresa, un 11,5% (6) a la acción social, un 11,5% (6) a la materialidad y un 15% (8) sólo los menciona.

Los sectores con mayor número de empresas que incluyen los ODS en sus memorias son el tecnológico (66,7%), el de la construcción (60%) y el de la energía (55,6%), mientras que el resto se sitúan por debajo del 50%. Cabe destacar los avances en los sectores de la industria, la ingeniería y, en menor medida, en el de servicios y bienes de consumo. Servicios financieros y construcción se mantienen en la misma situación que el año anterior.

Los ODS con una mayor presencia en las memorias y menciones de directivos son el 13 (Acción por el clima: 29,8%), el 8 (Trabajo decente y crecimiento económico: 29,1%) y el 9 (Industria, innovación e infraestructura: 25,5%). Por el contrario, los ODS 14 (Vida submarina) y 2 (Hambre cero) son mencionados por  menos de un 10% de las empresas.

DIGITALIZACIÓN DE LAS EMPRESAS

En el cambio de modelo productivo que propugnan los ODS (básicamente en el objetivo 9) se encuentra el aspecto de la productividad en términos de digitalización e innovación. En el informe observamos que los elementos más relevantes en las estrategias de innovación y digitalización de las empresas son:

En 2017, las compañías estudiadas presentan diferencias en cuanto a su grado de digitalización. Los sectores tecnológicos y de las telecomunicaciones así como de la banca destacan por encima del resto en el grado de madurez digital alcanzado. En cambio, las empresas estudiadas pertenecientes a los sectores inmobiliario, de bienes de consumo y de la industria se encuentran rezagadas.