Conocer la propia comunidad socialmedia para identificar posibles colaboradores como influencers

  1. Las empresas e instituciones quieren conocer a fondo su comunidad socialmedia para interactuar mejor con ellos y fortalecer la relación con sus clientes/seguidores/ciudadanos y hacer más eficientes los servicios que ofrecen.
  2. Las empresas están contratando influencers para promocionar sus productos. Vimos este sistema de publicidad en un post anterior la importancia que tiene para las ventas en el sector turístico-hotelero (también estratégico en otros sectores como el ocio, la moda, fitness, etc.) Sin embargo se observan fiascos importantes en la fiabilidad de los influencers y fracasos en la contratación de partners para la promoción de la marca.

Ante estas dos premisas el objetivo sería conocer el universo de usuarios de la red que pertenecen a sus ámbitos de interés: instituciones, empresas y usuarios particulares que tratan temáticas propias del sector a partir de las conversaciones en las que participan, identificando las palabras o expresiones clave que emplean en sus publicaciones.

Para ello proponemos un método para obtener del censo mediante la monitorización de las conversaciones, ofreciendo como resultado una clasificación en: empresas, perfiles personales, entidades y organizaciones;  la pertenencia al sector/subsector (industrial, comercial o de servicios); de un ámbito territorial; con el uso de determinadas lenguas; género y franja de edad, si fuera el caso; etc.

Los usuarios se clasifican/presentan según el número total de seguidores de sus redes, y en función de su actividad con su comunidad, y si interactúan o no con las cuentas de la marca que analizamos. Se proporciona una ficha que incluye un protocolo de interacción, la localización del usuario y los ámbitos de negocio a los que pertenece.

Una vez analizada minuciosamente la comunidad de la marca (seguidores, especialistas, empleados, influencers profesionales) se podrá completar la estrategia online:

a) decidir a quién seguir, cómo interactuar/conversar (menciones, like, etiquetas), el tipo de respuestas y propuestas, dar atención personalizada, etc.

b) a nivel estratégico, incorporar el mensaje que nos transmiten, ampliar y mejorar la oferta (evolución y nuevos productos).

c) de acuerdo con nuestro targeting y estrategia, incorporar los colaboradores adecuados para las campañas (técnicos, empleados, clientes,…, según el mapa de influencers) que actúan como prescriptores explicando sus sensaciones, conocimiento, experiencia. Finalmente quedaría la opción de los influencers profesionales, ya sean celebrities, influencers, microinfluencers. En todas las opciones, siempre mostrando un vínculo natural, auténtico, que no sea artificial ni forzado.